miércoles, 11 de febrero de 2015

Fotos con textos:Dávila…Cambio de Nombre...


Dávila...

Cambio de Nombre...

¡Una pequeña anécdota de mi vida!

Recién llegado de Francia...
tuve que ingresar a filas...
filas militares...

Sin comerlo ni beberlo...
el llamado al servicio militar obligatorio me llamó...
como quien tiene que ir a un velatorio...

Estuve en Cádiz...
en la Escuela de la Marina…
de San Fernando...

En un cuartel de solo hombres con pelo corto...
y ordenes recibidas en agresividad marcial...

Me hice portavoz del escuadrón al que pertenecía

En aquella época 
muchos reclutas eran analfabetos...
y no tenían posibilidad 
de enviar cartas a sus familias o parejas



Cuando vine de Francia...
no sabía escribir en Castellano...
tuve que aprenderlo 
a marchas forzadas...

Una nueva lengua...
ortografía...
otro mundo…
del día a la mañana...

Me eligieron...
y con un lazo rojo en la solapa...
quiénes quisieran transmitir sus sentimientos...
sabían a quien pedírselo...

Me hice cabo de artillería...
en un curso de varios meses...
para estar más tiempo en tierra...

Desde allí...
a Cartagena...
a un barco de guerra:
en el quinto reemplazo del año1976...

Hundido en varias ocasiones…
reflotado para tiempos de guerra…
y seguramente entero 
gracia a las capas de pintura...

Un polvorín de proa a popa...

Bombas de alto peso...
para cañones desfasados en el tiempo...

En el barco...
la estrechez...
en escotillas de ratoneras...
olor continuo a carburantes 
y las pestilencias de esas bombas de tamaños descomunales...

Para girarme en la litera...
debía empujar al compañero de encima mía...
todo un poema en olores 
de lo humano 
bajo cubiertas de acero...

La convivencia en la máxima angostura...
daba pie a luchas de poder...
según de que región éramos...
lenguas...
costumbres...
formaban fronteras...

En varias ocasiones...
vi como relevaban 
al Capitán... 
por borracho...

Vi...
como las mujeres 
de algunos suboficiales chusqueros...
venían a primero de mes
a cobrar las pagas...
antes de que sus esposos 
se las bebieran en botellas de no contarlas...

Vi...
como el barco era utilizado 
para atracar 
en Puerto Franco...
“en Canarias”

Llenaban las bodegas 
de cartones de Tabaco Americano y Whisky...
que luego los oficiales 
comercializaban en territorio peninsular...

Vi...
como moría...
un sargento 
en una prueba de tiro 
contra una bomba anticarro...

Los artificieros no sabían...

ignoraron 
que esos artefactos explotan en circulo...

La metralla...
siendo joven 
y con carrera lo dejo listo en un instante...

Vi...
como metimos 
una bomba de gran artillería…
en la garganta de esa enorme arma 
como se atascó en el momento del disparo...
momento inolvidable...

Yo...
con 21 años recién cumplidos...
profesor de yoga...
me hacía fotos
tapando las bocas de aquellos 
instrumentos de quitar vidas...

Justo antes de Ingresar a la armada...
me hice vegetariano...

Cuatro meses en tierra...
y otros 14 en barco navegando...

Toda una proeza el comer...
el sobrevivir...

Me asignaron...
litera...
guardia...
destinos...
según circunstancias de la vida a bordo...

Transcurrió el tiempo y 
Dios!...
quiso...
que del día a la mañana...
ya no tuviera guardias...
ni puesto...
estaba en el avituallamiento del barco...
calculando los suministros para la tripulación...

En sus enormes cámaras frigoríficas...
carnes de procedencia
 “Argentina”...
en sacos...
de los de patatas...
con las fechas de sus embalajes...

Más de 36 años de congelación...
y lenguados en las mismas condiciones...

Entrar en plena navegación...
a esas neveras 
llenas de gachos de colgar vacunos...
era bajar al infierno 
en frio extremo...

No había forma de despegar 
aquellas cuerdas pegadas 
a los cuerpos sin vida 
de unos animales sacrificados hacía décadas...

La comida de los ejércitos 
no era algo que preocupara a las comandancias
en lo más mínimo...

Y…
salir a alta mar...
para muchos...
incluso para oficiales...
todo un drama...
mareos...

flaquezas anímicas...

Comer surcando oleajes de envergadura...
suponía ser todo un héroe...

Llegar a la zona de comedores...
justo en la proa...
allí donde más se mueve el navío...

bajar por escotillas 
de unos cuantos de metros...
solo al alcance de Spiderman
era ganarse unas medallas más que meritorias…

En más de una ocasión...
algunos mandos 
me enviaron a que les buscara víveres...
cuando el mar se enfurecía…

¡Tenia las llaves 
de todas las despensas del barco...
pude sobrevivir a base de:
pan…
queso...frutas…

verduras!…

Llegó un momento...
en donde no tenia nada que ver con el navío....
ni puesto...
ni guardia...
ni na de na...
solo atendía suministros



Si se hubiera hundido...
a mí…
no me hubieran pasado lista…
jajjjajjaja!!!!!......

¡Aprendí
en aquellos meses...
el valor de los espacios....
los silencios...
a oír los lamentos...
los llantos...
la desesperación…
y la grandeza de amigos incondicionales!…

¡Y también...
a ver la enorme belleza de los mares…
sus colores...
matices...
amaneceres y atardeceres!

 ¡Cortejos de delfines...
buscando los sobrantes de cocina...
nadando en medio de la nada...
en el poderío de sus espaldas grises
y pulidas!

En el barco...
había varios:
Enrique...y otros tantos...Romeros...

Solo había un Dávila…
( mi segundo apellido)...
y así…
me di a conocer por todos…

He decidido cambiar mi nombre...
ya lo intenté hace unos meses...

En este momento...más convencido...
dejo de llamarme:

Enrique...

para ser:

Dávila...

en temas por ahora...de escritos...

¡Es algo que siento hacer...
como una renovación de mi Ser!...

¡Con todo mi 
Amor 
comparto estos episodios del mi vivir!...

¡La auténtica amistad...
es contarnos los unos a los otros...
en el propósito 
de aprender 
de todos... 
un mucho...un poco!...
  
Con cariño y respeto

Gracias!...

Dávila...

















6 comentarios:

  1. Querido Enrique, eres una caja de sorpresas!, una caja no... un barco de sorpresas! jejejeje menuda historia, toda una aventura.
    Me ha hecho recordar mis tiempos en la mili, lo mio fue mucho mas aburrido...jejejej
    Ahora comprendo porqué te gusta tanto la playa y el/la mar, te pasaste una parte de tu vida navegando. Solo te faltó tener la cámara colgada al cuello.
    Gran historia hermano!. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Pedro!...
    una caja de sorpresas debe llenarse de hermosos presentes...
    tú eres uno de ellos...
    Y cuánto orgullo para mi tenerte como a un hermano!...
    En tierra o en mares...quererte!...
    Gracias!...
    En las orillas del compartir...
    un abrazo en lo salado de valorar lo mucho que vale!...
    Con cariño!...
    Dávila...

    ResponderEliminar
  3. Que bonito escribes, que bien hablas...
    Que buena persona eres!
    Gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo tan grande como tu corazón!…de corazón!…Pedro!…Gracias!...

      Eliminar
  4. Tremenda historia de juventud, parece de pelicula... que interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fue...así paso...Cada cual su historia...sus experiencias...Gracias Isabel...

      Eliminar