domingo, 12 de octubre de 2014

Reflexiones: No quiero...



No quiero...

Verdades en labios de embustes...

Miradas de inspeccionar...

Caricias ásperas...frías...diminutas...

Besos de compromisos en bocas o mejillas…
esquivas...

Agua salada en lengua con sed...

Banderas territoriales...
 imperialismo que impone...

Armas…
sean las que sean...
todas ellas
fruto de mentes enfermas...

Halagos en intenciones hipócritas...

Sermones de espaldas a lo divino...

Convenios que convienen a unos pocos

Política ni políticos...
analfabetos del deber...
incultos de honradez...

Estatutos astutos...
en letras chicas que joden enormemente...

Justicieros de fanatismos ciegos...

Usurpadores de sueños ajenos…

Hijos...
que olvidan la entrega de sus padres
a ese sacro oficio...

Padres...
en voluntades de domadores

castrando los valores de sus retoños

Voces que anuncian catástrofes...
en disimulo de querer salvar al mundo
gilipollez...

Mataderos...
de ríos de sangre 
para comensales inconscientes de esas calamidades...

Jueces en negras vestiduras...
negras sentencias obviando muchas veces
 inocencias...

Corazones
 emigrados a latitudes de enemistades...

Sonrisas dilapidadas…
en ironías sin chiste ni gracia...

Dureza de carácter...
blindado frente a sensibilidades...

Palabras dañinas...
dañando en dicción recelosa...

Un mar sin peces…
robados a las aguas donde nacieron sin anzuelos...

Campos explotados
en lúgubres cimientas…
trastocadas genéticamente...

Amores de braguetas o ligueros...
excesivamente ligeros...

Sexo a precio de sumisión…
o abusos perversos...

Silencios en roncos vocablos…
incomprensiones...

¡Saber lo que un@ no quiere...
es ya un gran logro!

¿No crees?...

Por dentro la ilusión renace
a la sombra del aire…

La arcilla
sin contorno retoma forma…
textura...

Los ojos en suspensos…
en un instante se abren..

Al llanto se le arrebata…
en ondas de magia...

Áurea llama nos llama...
¿por qué antes tu puerta no se abría?...

La esperanza espanta al dolor...
suspirando…
te digo:
 “Alma mía”...
del profundo caos las flores despiertan
en campos de cielos...

Los años torpemente revestidos...
se deshagan en luces
que los hagan mejores...

¡Alegres seamos...
toda la tierra patria una!...

¡En fértil granero de abundancia reír...
en pecho opulento un corazón grande late!...

¡Atravesada la llanura vocación de sol...
el amor en batallas ganadas corona!...

¡En bulbo terrenal el pueblo caído
se levanta!...

¡Liberta merecida…
en su ardor
amanecido!...

¡Adiós...
a albas que demoraban 
las espigas del pan compartido!...

¡Bendito Dios!
de todo lo posible...
en paz hermanos descansaremos...

En heredad de bondad...
¿a quien no amar?...

¡Te amo!...

Enrique...

No hay comentarios:

Publicar un comentario