lunes, 8 de diciembre de 2014

Reflexiones:Nada de nadie...



Nada de nadie...

¡No esperar nada de nadie...
ya es ganancia!...

Depositamos excesivas 
confianzas en quienes corresponder no saben...

En la sana actitud de no hacer por recibir...
el alivio...

Las removidas emociones 
en los actos que defraudan...
atormenta el alma 
de quien espera recompensa...

Deseo inapropiado...
pretender que los demás 
valúen en sus justas medidas...

En infantil carácter...
el cabreo frente al vacío de lo mal hecho...
de lo feo...

Peleas...disputas...rupturas...
y un sinfín de batallitas 
en el convivir por culpa de no recibir lo que creemos nuestro...

No esperar nada de nadie...
qué buena onda...
qué alegría salirse del toma y daca...

¡Si se recibe bien...
si no...
bien también!...

Inalterable a las circunstancias 
de educación…
sentimientos inmaduros…
y modales...

No siendo uno de piedra...
hagamos
por no ser víctimas en falta de autoestima...
  
Desengaño...
en puñal se clava en la 
sensibilidad de memoria sin olvido...

Quizás...
en esas experiencias
un@ despierta
viendo en los demás
nuestros propios defectos

Lo dijo hace siglos…

William Shakespeare…

Sabio donde los haya;

*Ayuda a todo el mundo…
*Confía en pocos…
*No esperes nada de nadie…

¡Qué gran verdad intemporal…
en la genialidad
de lo mucho experimentado!…

Y como decía;
Francisco de Paula Santander…
(Conocido como el hombre de las leyes)…

 Vale Más un desengaño…por cruel que sea…
que una perniciosa incertidumbre…

Cuán presumida y altiva la pompa de la soberbia...
desmayada y encogida
el saber la condena...

¿Por qué haya yo que tener pena...
en amargos disgustos?...

Mas luego...
la justa razón me advierte...

Acá en el alma...
la dicha de quererte
a pesar de culpas en actos y pensamientos...

¡No espero nada...
ya llegué
a comprenderte!...

Con cariño y respeto... 

Enrique...










No hay comentarios:

Publicar un comentario