sábado, 9 de febrero de 2013

REFLEXIONES: El Sentido del Ridículo...






El día 9 de febrero del 2013...
falleció...nuestro padre...

José Romero Molina...

En el umbral de los 85 años...

En puertas de un nuevo cielo...

Hoy...

Nuestro padre descansa...
en paz!...
por méritos...más que merecidos!...

Ha tenido una muerte bellísima y digna!...

Adjunto texto...
y una imagen de mi familia...

Mis padres...mis hermanos...
José Luis y Rafael...yo
en el rincón izquierdo...

No es narrativa...
es un escrito Bio...

Natural...Real...y sin añadidos...
es auténtico...

y…cuento algunos episodios
de nuestras vidas...

Es para leer despacio...
sin prisas...en silencio...

Viajar varias décadas hacia atrás...
y rebuscar en el baúl del recuerdo...
dormido...


El sentido del ridículo:

Los padres de mi abuela
gozaban en una clase media...

Él era médico...querido
y valorado por su valía...
la contienda...tambaleó
el sustento familiar...

Mi abuela se casó joven
y se trasladó a granada
por ser Madrid...
una ciudad demasiado
cara para sacar una
familia adelante...

Se ubicaron en el barranco
del abogado en una
de sus cuevas...

Mi abuelo tuvo que irse
durante años por tener
su vida en peligro
por temas políticos...

Al regresar lo apresaron
y sobrevivió...
como pudo en
una cárcel de granada...
donde mi madre
siendo muy pequeña
lo visitaba llevándole
algo de comida y
el cariño de una niña...


Ella...se puso a servir...

en casas donde no
te miraban a la cara...
y soportó las burlas…
las risas de esas niñas
nacidas para ser
dueñas de los sueños de otros...


Se casó joven...
tuvo su hijo mayor....
José luís!...
en las faldas de la Alhambra...

Vio como su esposo
se traslado a Barcelona en
busca de un futuro con ventanas...

Allí murió mi abuelo...
el progenitor de mi padre…
desgastado por la obra...
el frío...y las comidas
recalentadas en lo alto
de los andamios...

Mi madre se fue en
busca de su marido
a la Badalona de antes...

Nacieron otros dos niños;
Enrique y Rafael...
( son los nombres de mis dos abuelos)...

Nuestra casa...
era una especie de chambao
en el patio de una casa grande...


Mi madre siempre fue

muy cuidadosa y la
decoró con tanto afecto...
que adquirió el calor de hogar...


Y...según nos contaba...

cuando nacían los niños
ella confeccionaba
unas cunas...echas de
cajas de frutas...de madera...
revestidas de algunas
telas y adornos...como
si fueran tronos para sus retoños...

Viendo como Barcelona
estaba supurando miseria...


Mi padre...decidió irse solo a Francia...

en busca de un pan
que fuese ni tan duro ni escaso...

En aquella casa improvisada...
de un patio sin vista...
mi madre se afanaba
en hacer lo imposible
por tal de que no nos faltara de nada...

Mi hermano pequeño
enfermó de una patología indefinida...


Lo que ingería...lo echaba...

y si le dabas un pellizco...
su piel no recobraba su sitio...

Con voz grave y segura...
el médico le dijo a mi madre
que no contara con la criatura...


Y... este doctor...le dijo;

que tuviese  la mortaja lista...
y así lo hizo...

Un traje negro para
una noche larga y oscura...

Mi madre...se hundió en la impotencia...
la soledad y la precariedad...

Enfermó por agotamiento...
y por falta de alimento...

Mi abuela se enteró...y como
un guerrera se fue al encuentro
de su hija y nietos...

Ella...era viuda...
madre de cuatros hijos...
y con la fortaleza de una pantera...
a sabiendas que iba
a entrar...en la más
profundo de las junglas...


Habló con los facultativos
y le dijeron que para salvar
al niño...
sólo había una medicina...



siendo esta...

un artículo no a su alcance...
por tener un costo elevadísimo...


Ella...no era de las que
se daban por vencida…


Fortaleció a mi madre...

alimentándola y dándole
el cariño que sólo una mamá
sabe dar cuando...
ve en peligro la vida de un hijo...

Las dos se echaron a la calle...
a dejarse los nudillos
de las manos...
llamando a todas las puertas...

No prestaban atención...
al cansancio...
ni a las inclemencias del tiempo...

Juntaron el dinero justo...
y compraron el medicamento
que actúo como un milagro...
resucitando a mi hermano pequeño...
de una muerte anunciada...

Las cosas volvieron
a su normalidad...mi madre
contenta y feliz nos
llenaba de atenciones...

Mi abuela...a los pocos
meses volvió a Granada
para atender a sus hijos mayores...
y su negocio...
una tienda de comestibles
humilde y sencilla...
en las entrañas de la tierra
de una ladera de Granada...

La vida...continuaba en aquel lugar...


Quien nos arrendaba...

eran una pareja de gente mayor...
con raíces profundas
en sus costumbres heredadas...

También tenían una tienda
de ultramarinos...con una abundancia...
que rebozaba…


Vendían de todo...
algo parecido a lo que
hacen los chinos en tiempos actuales...

Los olores se entremezclaban
frutas...embutidos...
artículos de droguería...
e incluso unas tiras...
espirales...
que se colgaban
del techo impregnadas
de pegamento para atrapar
a las moscas despistadas...

Lola se llamaba ella...Gregorio él...

Una pareja muy dispar...


Ella...inmensa...

con dificultad en el andar...
y con una enfermedad muy rara...

Yo...no había cumplido
los cinco años y me fijaba en todo...


Esta mujer...se

quedaba dormida de pié...
con los ojos entreabiertos...
sin caerse...


Se pasaba las horas en ese trance...


Cada vez que veía esa escena...

no me lo podía creer...
era toda una proeza...
esa enorme dama...
con un sueño vertical...

Como niños...aprovechábamos
esos momentos para
coger algún chicle o caramelos
de unos frascos de cristal...


Sabían a gloria...

y nos íbamos corriendo...
riendo y gozando
los sabores agridulces
de aquellos destellos
de felicidad...bañados
en un sinfín de colores...


El marido...

delgado...serio y austero...
como un nómada de
un desierto sin oasis...

Le habían inculcado
desde pequeño...
el que hay que ganar y no gastar...
y convirtió esa filosofía
en una doctrina
de lo más severa...

Una mañana...me pidió que
lo acompañara a
un trabajo que tenía que hacer...


La sorpresa para mi fue muy grande...

Me llevó a un rincón
de un jardín descuidado...
donde su familia hacia sus necesidades...
un agujero negro
y profundo donde
uno no quisiera meter la mano...

Después de evacuar...
esta buena gente se limpiaba
el trasero con trozos
de periódicos de los de antes...


Recios...duros como piedras de afilar...

Transcurrido un tiempo...
el padre de familia..."Gregorio"...
llenaba unos sacos
con esos papeles
con olor a estiércol...
para llevárselo a un almacén...

Ese día lo acompañé...
en una cuesta muy empinada...


Fardos a cuestas...y vi con

mis ojos...
como vendía a un mayorista 
esos papeles con aromas...
para ganar...unas
perras gordas...

Gregorio...era toda una lumbrera
antes que se inventara
lo del reciclado…
él...ya lo practicaba en extremo...


Tenía un pequeño corral
donde las gallinas…
los conejos y algún
que otro animal convivían
en unas jaulas de alambres


Cuando nacían algunas crías...

para nosotros era toda
una celebración verlos...


Tan indefensos...pequeños...

con unos picos abiertos
con tanta hambre...
y queriendo comerse al mundo...

Era todo un espectáculo
de alegría...
vida y sonidos entrañables...

Recuerdo un día...
de mucha trascendencia...
en aquella Cataluña
de los años cincuenta...,
el entierro de la sardina...


Un fiesta popular con

sus orígenes en el olvido
de tiempo...

Aquellos...pasacalles
de grandiosas estaturas...
y los cabezones dando
golpes con las tripas
infladas de algún vacuno...

Riéndose a carcajadas...
escondidos tras sus disfraces...

La verdad...a mi...
no me hacían tanta gracia...
verlos con esos cuerpos
de otros mundos...
invadiendo unas calles
polvorientas...
que se quedaban pequeñas
para los pasos
de esos gigantes y cabezudos...

Pero la fiesta...fiesta es...
comida
abundante...vino a raudales...


Ese día...no se escatima...
para ellos...quedan otros 364 días...
del año...

Mi madre me apuntó
a una carrera con los
pies metidos dentro
de unos sacos de esparto...

Yo...empecé a andar
muy pronto y a pesar
de tener las piernas
zambas...como los 
hombres del oeste...
gané el reto...
y me dieron unas pesetas...
mucho dinero
para aquella época…

Se lo regalé a mi madre...
con todo el orgullo que eso conlleva...

Me comió a besos...
y se sintió más grande...
que todos esos gigantes...

En un pronto de fantasía
y antojo por parte de nuestra madre…
quiso transformarnos...

Tres niños...más o menos parejos...
ojos oscuros...
pelo negro...

Pidió consejo a alguna
peluquera de aquel
barrio...y nos cortó la
melena hasta dejarla
como erizos salidos
de una madriguera...

Pero ahí no quedó la cosa...
nos echó unos productos
inventados por un
aprendiz de brujo…

Se nos puso los pelos
color amarillo chillón....
y además apuntando
hacia un cielo que
también chillaba al verlos...

Pasamos de ser tres niños
del montón...
a tener el aspecto de
alemanes ricos...
de vacaciones
en la Península Ibérica!...

Disfrutó como si nos
hubiera parido de nuevo
pero sin dolor de parto!...

Se divirtió de lo lindo
nosotros también...
o más...jugar...atreverse...
romper moldes...
siempre entretiene y
aporta más matices a la vida...


Y ella sabia juguetear...


A los pocos días...
se recibió una carta de mi
padre diciendo que
volvía unas semanas a

España...
para estar con nosotros...

Él...no dejó de apoyar...
su familia...
ha sido...
un hombre honrado...alegre...
sociable...
risueño...optimista y valiente...

Al saber de su venida...
a mi madre le dio un ataque 
de nervios...

Si su marido viera a sus hijos
con los pelos color...
trigo...
le podía costar un
disgusto...

Se puso a cavilar...de nuevo
busco consejo...
y la solución la encontró
restregándonos
los traseros de las sartenes
por nuestras lindas cabezas...
para devolverles el
color azabache...

En otras palabras...
volver al anonimato...

Lo consiguió y mi padre...
encantado de ver a su prole
crecida...
guapa...
con aspecto Español...

Él... ya un poco harto...
de ver a tanto afrancesado...

Un pequeño comentario...
mis abuelos antes de la
guerra y sus flecos...

Enrique y Rafael…
no solamente eran
consuegros también
eran compadres...

El uno albañil...el otro peluquero...
y además...
de sus oficios...
fueron también músicos...

Iban de pueblo en pueblo...
en sus fiestas patronales…

Para tocar en las verbenas
y alegrar el alma de sus gentes...
a cambio de unas monedas
y algo de vino para
calentar sus venas...

En una noche oscura
después de tocar sin
parar por tal de agradar
a la concurrencia...
de reír...bailar y beber
algo más de lo habitual...
a mi abuelo Rafael...
le entró ganas de vaciar su vejiga...


Se subió por unos

tejados...


Trepó por la oscuridad del campo...

hasta que se  encumbró
en algo que parecía madera...

Se puso a orinar...
con las ganas y el placer de vaciarse...
habiendo aguantado
ese momento...durante
demasiado tiempo...

En un pronto de querer volver
a la fiesta sintió
como sus píes dejaron
de tener estabilidad


Su

cuerpo alto y flacucho...
se desprendió al vacío…

El milagro de todo esto...
es que cayó en un toril...
lugar donde se encierran
a los toros antes de lidiarlos...

Con la ocurrencia de caer
con sus piernas abiertas
en el lomo de un astado bravo...

No se si fue la providencia...
o la inconsciencia de
lo que estaba ocurriendo
lo que le salvo la vida...


El toro tendría sus astas en fiestas...
y él…salió corriendo
más que el viento...

El pecho encogido...
su corazón palpitando…
con un sudor frío
por todo el cuerpo...

Contó lo sucedido...
casi en un llanto
y con las piernas temblando...

Prometió no hacerse torero...
y de hecho...siguió
cortando pelo...ni rabos ni orejas...

A su vejiga le dijo...
amiga mía...de aquí en adelante...
si quieres derramarte
que nunca lo haga en compañía...
y menos...de un toro de lidia...

Dicho esto pasó un tiempo...


Cumplí los cinco años...



Toda la familia

se trasladó al Sur de Francia...

Allí...transcurrió mi adolescencia
y recuerdo un episodio
de los que te dejan huella...

Mis píes seguían creciendo...
y mis padres se olvidaron que los zapatos no crecían...

Mi uñas del dedo gordo
de pié izquierdo
se fue metiendo por donde
pudo...hasta clavarse en carne...

Esto solía pasar con frecuencia...
cuando las vistas estaban
enfocadas en la supervivencia...


 Yo... fui uno más de esa lista...

Las atenciones primaria
para unos emigrantes…
no eran primaria si no...terciarias...

El dolor se hizo insoportable...
supuraba sangre y pus
hasta que ya en un grito...
mis padres me llevaron
a un hospital a que me operaran...



La escena fue rocambolesca...


Yo...adolescente...fui desnudado

de la cabeza a los pies...

A ésta altura de mi vida...
lo sigo sin entender...


Me pusieron una de

esas batas que se atan
por detrás...con dos hilillos
de trapo confeccionado
por un modista avaro...

Una bata color verde
lavada más veces de la cuenta
en alguna fuente con
escasa agua corriente...

Con la textura de lo efímero...
me tumbaron sobre una
camilla fría que crujía como
las patas de una vieja mesa...

Esa bata...era corta de más…


por mucho que insistía...

no tapaba mis intimidades...
que fueron paseadas
por los pasillos de
un hospital de comarca...

Para colmo de males…
me presentaron
a quien me iba a intervenir...

Un hombre alto con una
dentadura a pruebas de rocas...


De pelo rizado...y piel negra...


Traído de alguna colonia Francesa…
para hacer sus prácticas
en algo que no fueran cebras...

No tengo nada en contra
de la gente de color Al contrario!…

Sólo cuento lo que ocurrió...
con una uña en manos
de un hechicero...
que soltó el tambor
para coger algo más cortante...


Un bisturí...machete

en su lenguaje...

Al día de hoy…cuando
alguien me ve ese dedo
marcado por buenas intenciones...
pero carente de técnica...
me preguntan;

¿pero Enrique…quien
te ha hecho esto...?


Yo respondo que he

contribuido a elevar
la autoestima de un
País Africano...
invadidos por algún imperio...

A mi uña...
no la dejo que conteste...
para que no se desahogue
de forma improcedente...

Mi madre no paraba
de inventarse cosas...
por tal de que el dinero
que llegaba a 
a casa...
no tuviera el sabor
a insuficiente...


No era costurera...

pero se las ingenió para
aprender de sus amigas
emigrantes...
el Arte de hacer Croché...

Se compró...esas enormes
agujas y lanas de la gorda...
con unos colores
que ni te cuento...


Y... se puso a ensayar...

hasta que adquirió la
valentía de hacernos
unos jerséis y demás ropajes...

Cuanto Cariño y Amor...
puso mi madre...en
aquellas obras artesanas...


Sin tener ni idea de costura...

y tampoco ganas...


El resultado era de lo
más original...
veías
que se nos encogía una de
nuestras manos...
y no por ser cortas...
sino por tener
una manga...más larga que la otra...

En otras vestimentas…
notabas como si te sobrara
la mitad de la cabeza...
por ser el orificio del
suéter...igual de estrecho
que el cuello de
una paloma...

Y... por si era poco...
te podía hacer un chaleco
que servía…
igual como babero o
delantal...lo corto y lo
largo...no eran medidas
asumidas por mi madre...

La verdad…es que
esas ropas confeccionadas
desde el corazón...
abrigaban un montón...
y la devoción impregnada
en sus lanas gruesas...
nos protegían de unos 
fríos que calaban los huesos...

Para nosotros eran 
como algo sagrado...


Sacado del esfuerzo y el tesón...

de quien se empeña
en mostraste de mil
formas posible su mucho querer!...

Desde los catorce años…
ya no pedía dinero a
mis padres...


Me las arreglaba con

trabajos de domingos
y en vacaciones...

Dos de ellas…las pasé
de mozo de almacén...
en un Laboratorio
de Perfumería...
cercano a mi casa...

El dueño fue payaso
de circo...
durante toda su vida...

Cambio su nariz roja...


Sus pantalones con tirantes...



Sus enormes zapatos

y una sonrisa dibujada
de oreja a oreja...con
pinturas de colores alegres...

Recibió inesperadamente
una herencia...
y un maletín
lleno de formulas magistrales...
el fruto de toda una vida...

Nunca se separaba de él...
era  como su segunda mujer...

Un buen hombre...sus hijos también...
me trataron como a
uno de ellos...
y disfruté trabajando
llenando frasquitos
de perfume y colonias
en un ambiente familiar...
y cálido...

El gerente canjeó...
su traje de payaso
por el de empresario...
sin  tener que pintarse ninguna
sonrisa...la suya...
era la más bonita!...

Entré en la rebeldía
de la fase más
efervescente de mi
despertar hormonal...

Francia estaba pariendo
nuevos concepto…Mayo 68...

Me dejé el pelo largo...


Compré una camisa a flores...

pantalones ajustados...
y acampanados cuando aquí...

en España…eso ni siquiera
se intuía...ni sonaba...



Me regalaron una chupa de cuero...


¿Todavía no entiendo eso de chupa...

nunca me dio por chuparla?...

Me puse pulseras...colgantes...
y hebillas en las suelas
de las botas de cuero...

Sonaban a cada paso...
y algunas veces...
saltaras por los aires
y aterrizaras sobre el asfalto...
por resbalar más de la cuenta...

Pero todo eso…no importaba...


Estaba participando

de una emancipación de ideas...
pensamientos y emociones...
y te daba igual...
dijeran lo que te dijeran...

El peluquero de mi barrio...
me llegó a decir;
como si de un gran secreto
se tratara...que lo de...
"Los Beatles"...

no era cierto…que
lo que llevaban en lo alto
de sus cabezas
eran pelucas y no pelos...


El hombre me quiso tomar el pelo...

por tal de no perder clientela...

Mi hermano mayor...
José Luis!...también
estaba en esa onda...él…
es...como Óbelix!...


Cayó en la marmita

de la pócima mágica...
cuando era pequeño…

Alegre...bueno y servicial...
estudiaba y en su tiempo
libre se buscaba la
vida cargando o descargando
camiones...o en
una frutería...

Donando fruta...
a gente necesitada…
con un corazón tan grande...
que todo el barrio lo quería y valoraba...


Siempre estaba y está...

con los dones que la existencia
le ha dado...
en arrimar su apoyo
y aliento a quien lo necesite...

Mi hermano pequeño...Rafael...
viene de una estirpe
de alguna escuela
de Artes Marciales...

Ha sido discípulo…
y Maestro…su temple
habla de su maravilloso mundo interior...

También ayudó gente
y lo sigue haciendo...
siente terapeuta...
y gerente de un centro medico...


Se enfrentó a lo desconocido...

sin miedos...


A las criticas y juicios vacíos...
Hoy día…


Es un hombre libre...templado

y fino...como la espada
de un caballero...renacido...


Y...en su caso...

nunca mejor dicho…


Mi madre murió hace unos años…
después de estar
conectada 24 horas
al día a una bombona de oxígeno...

Los tres hermanos...
hicimos lo imposible por tal
de que le dieran
el aparataje más pequeño…
para poder salir
de casa y darse un paseo...

Cuando la conseguimos...
nos dimos cuentas...
que le daba mucho rubor
el que alguna vecina la viera...

Murió soltando riendas...
sin...ya...
importarle...el que dirán...

Se fue de este mundo
querida...mimada...


entre aromas de inciensos...

cantos...flores
y con un vestido
blanco igual
que una novia...en el altar!...
de lo supremo...

Con la consciencia
inmaculada…

Y... la satisfacción
de haber perdido ciertas vergüenzas...
que no sirven...
absolutamente para nada...

Casi todos...
somos hijos del ridículo...



Lo hemos vivido...

experimentado...



Hemos querido

huir de él...
en una o mil ocasiones...

No podemos vivir
las experiencias...
y tropezar en una de la piedras
más grandes del camino;

el "Miedo al Ridículo"...


Y...si éste tuviera sentido...

seria...una señal de tráfico...
indicando un callejón sin salida…

Si preguntamos
a nuestra juventud;
a lo que más teme...


Nos daremos cuenta...

que pueden vestir de
forma estrafalaria...
pintarse en el cuerpo...
las imágenes más llamativas
e impactantes...en tatuajes...
muchos de ellos indescifrables...etc...


Se les puede pedir muchas cosas...
pero el pánico...
al ridículo...
hace que se tengan
que emborrachar...drogar…
para hacer o sentir
lo que realmente desean o reclaman...


Y gracias a Dios!...

esto esta dejando de ser mayoría...

Están cayendo los muros...
de las falsas conductas...


Mostrar nuestros momentos

más ridículos...no es otro cosa...
que dibujar nuevas estrategias...


Alejarnos de la peor torpeza...

creernos mejores que los demás...
o...padecer la vergüenza...
por falta de autoestima...

Y…si hacemos el ridículo...
que seamos los primeros
en reírnos de nosotros mismos!...

Que la vida...nos sorprenda


Nos saque de nuestras

casillas...
y nos ponga frente
a situaciones imprevistas...


Si nos pillan en ropa interior...

no importa!…

esas prendas hace
tiempo que ventilan...

Que las circunstancias
nos hagan cosquillas...
donde más nos guste!...


En la felicidad...y el confort...

de dejar de lado
todas las poses!...


El día 9 de febrero del 2013...



Después de una vida sin quejarse...

en olores y fragancias...
por todo su cuerpo...



Cantos...Mantras...


Musica de ángeles...

Flores...

Luces tenues...

Velas...

Y... lo más importante...



Mi Padre...Nuestro Padre...

entrego su Vida...



En manos de su hijo pequeño...Rafael...




Después de habernos ido...

unos instantes 
en una tarde...
de conversación intima...



Le hicimos muchas preguntas...

y como podía...
respondía...

Con las manos;
los ojos...
o con un Hilo de voz...
en el filo de dos mundo...



Una de ellas...era si sentía miedo...

él...contesto que no...

Estando en una agonia...
de pulmones en naufragio...



Un alma limpia...

aun es ese trance...no teme...



Su conducta...actos...

y forma de ser...



Le dieron alas...

antes de emprender su vuelo...

Dejo su cuerpo inerte...



En la belleza de caricias...

palabras de cariños...

Otmosfera de Amor!...
y agradecimiento de una familia 
unidad...

En sus propia casa...
en una habitación llenas de fotos...
de varias generaciones...

Él...profesaba la actitud de reconciliar...
sin dar paso a la critica...

Todo lo contrario...
su alegria...
su no interez en acumular...



cosas que de este mundo...

uno no se llevara...



Salvo bondades...

y el respeto ganado...
en el brillo del ejemplo...

Se ha pasado la vida trabajando...
para su familia...
sin quejarse nunca...

Ni cuando estaba malo...

Amante del buen comer...
de una buena fiesta...

No se ha reprimido en disfrazarse..

Contar chistes...
sin importarle para nada…
el que dirían...




Has sido un Maestro Sabio...




Ha sabido respirar la vida
sin hacer daño a nadie...

El bien que pudiera hacer...
lo hizo...
por el puro placer...
de poder hacerlo...

Que Dios!...
lo tenga en su gloria

Que goce de lo mucho
y bueno sembrado en los corazones…



Este ser...


Ha volado con
su nobleza...
hacia nuevas experiencias...



Hoy...
ha sido incinerado...
rodeado de una multitud de familiares...
amigos...
conocidos...
en un ambiente de

paz...
armonía
y regocijo...

Sus cenizas...
reposaran juntas...
a las que quien fuera nuestra madre...

Su esposa....toda una vida!...


Mi padre no has enseñado...

que el cariño...
hay que demostrarlo en vida...
expresarlo...
manifestarlo...

Sin miedos a los Ridículos...

A decir...a sola...
o en publico...
te quiero querido Padre...Madre...te quiero...querido Hijo...Hija...Hermano...Amiga...Amigo...


Gracias!...
a su ángel de la guarda...
que le salvo la vida...
en varias ocasiones...
velando por él Incondicionalmente...

Cundo se nos van...
nuestro mayores...

los valores cambian...

Los padres...
abuelos...son tesoros...
irremplazables...

Cuidarlos...y mimarlos...
es Amor!...

Cuando uno
descubre esa gran verdad...
en la lucidez del día a día...


Uno despierta...
para disfrutar de sus presencias...
penas...alegrias!!!...

Mis Padres...
descansas en Paz...

Que Dios!...

los bendiga una Eternizad...Infinita!...



Enrique...contando intimidades...

13 comentarios:

  1. Eres GRANDE Enrique, ahora sé por qué.

    Un abrazo calido como tus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande...es el que ve a los demás...en esas proporciones...
      Gracias...por la belleza de tus palabras...nacidas en tu propio espejo...

      Un abrazo...inconmensurable...

      Eliminar
  2. Querido Enrique,te acompaño en el sentimiento,que Dios lo tenga en su Gloria.Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por las palabras y momentos, ha sido muy bonito.....

    Te quiero,...

    PD: el papi y la mami ya se han reunido......junto al campi ;)

    ResponderEliminar
  4. Gracias Álvaro...Hijo!...

    Tu presencia...tu cariño...han sido un gran regalo...para el Papi para todos...
    En esos momentos tan especiales y mágicos...de la partida de un ser querido!...
    De mi Padre...de tu abuelo...
    De un gran hombre...Camino del cielo!...
    El papi...la Mami...y también el campi...
    En un lazo de Amor...comprensión...y trascendencia...
    Disfrutando...las cosechas...de los hechos aquí...en esta tierra!...

    Te quiero!...Mucho...Mucho...Mucho...

    ResponderEliminar
  5. Querido amigo.acabo de leer tu perdida.vidas intensas,
    ricas,llenas de bellos retatos y en todos ellos la palabra
    Amor esta escrita.solo mandarte un fuerte brazo.
    maite






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Maite...
      querida amiga...

      Los tiempos...pasan...los tiempos vuelan...

      Nosotros con ellos...

      Mi padre...de vuelta a su origen...
      de vuelta a casa...

      Otras realidades....
      en la infinitud...del espacio...

      Los padres...dejan sus huellas...
      de Amor...aquí en la tierra...
      se hacen inmortales...ligeros...etéreos...

      Se convierten en sustancias...o energía...no visibles al ojo humano...

      Un abrazo de mucho cariño...
      en el silencio de la comprensión...

      Enrique...

      Eliminar
  6. Gracias, por saber expresar también tu sentir de amor y llenarnos con tu corazón rebozante de ternura por tus seres queridos y también los mios.
    Gracias a la vida por haberme dado la oportunidad de estar viviendo junto a tí esos momentos de magia entre esos dos mundos.
    A tu Rafael,Álvaro que es un gran tesoro, y a tí porque me llenas mi vida.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Gracias...
    por haber estado mi lado...

    Gracias...por tu Amor hacia mi Padre...

    Por la grandeza de tu corazón...

    Besos...tú...eres otro tesoro...

    ResponderEliminar
  9. Querido y apreciado amigo Enrique.
    En primer lugar, te acompaño en el profundo pesar que te aflige, así como a tus hermanos e hijos.
    Esta mañana, he cogido tu MARAVILLOSO LIBRO, PALABRAS CON MIRADA, lo compré en la Feria del Libro el año pasado, y por cierto, aún me lo tienes que dedicar. Por ello, y ante no contestarme la llamada que te he realizado al móvil, lo que me ha resltado raro; te he buscado por Facebook. Y he entrado en tu magnífico Blog. Cuando regresasteis de Francia tuve SUERTE de que vinieseis a vivir al mismo Bloque nuestro, en la Avenida de Cervantes. Eramos ambos adolescentes. Creo que nuestra AMISTAD nació al tener más afinidad entre ambos, que con tus hermanos. Apreciábamos mucho a tus padres, grandes personas, igual que los míos. Ya ambos les hemos perdido, que en paz descansen los cuatro. He leido tus bellas palabras y se el gran fondo que tienes, por lo que me alegra poder estar entre tus amig@s.Recibe un fuerte abrazo. Rosario Mochón Ruiz

    ResponderEliminar