martes, 2 de octubre de 2012

REFLEXIONES: EL CUCO DE MI CASA!...


Foto familiar...mis padres y mis dos hermanos!...

                                                                                                         
UN NUEVO TEXTO...
Y SU CORRESPONDIENTE IMAGEN...

UN PASEO POR EL TIEMPO
Y LA NOSTALGIA...

( SON HECHO REALES...no es narrativa...solo algunos MATICES METAFISICOS...)

ALGUNAS ANÉCDOTAS DE MI INFANCIA!...

"EL CUCO DE MI CASA"...
CANTANDO LAS HORAS
DEL ESPACIO...A SABIENDAS

DE QUE ALLÍ...NO TIENEN
CABIDA NI QUE MARCAR EL PASO...

UNA NUEVA VISIÓN
DE LAS AGUJAS DE UN RELOJ...

QUE MARCA LOS RITMOS...

Y ENSEÑA EL CAMINO...
EL USO DE SUTRABAJO

¿SI QUIERES SABER DE
QUE VA ESTE ESCRITO?... 

NO LE PREGUNTES
AL CUCO...ÉL...ES MUY CUCO!...

TENDRÁS QUE
ESPERAR EN SU PUERTA...
A QUE QUIERA
CONTARTE ALGUN SECRETO...
DE LO QUE CUSTODIA...TRAS ELLA!...

                                                                              


      EL CUCO DE MI CASA!...          



En la casa de mi infancia...
no éramos cinco...
sino seis...
Mi madre era
una artista en el arte
de decorar hasta
el último rincón del hogar...

En una de las paredes
del salón puso como
un galardón ...un reloj de cuco...
y ocupó ese lugar...el seis...

Lo rescató sin previo
aviso de una vitrina
de un bazar de nuestro barrio...

Todos nos quedamos
sorprendidos al ver un
nuevo inquilino compartiendo
piso con nosotros...

Este reloj guardaba en
su interior...un pájaro nacido
de un parto dichoso de
una rama frondosa de un árbol del norte...
y con un pico enorme
que cantaba todas las horas...

Este artilugio...como un
nido con fachada inspirada
en alguna casa del Tirol...
fue tallada a mano ...
con maestría...
y según me imaginaba...
por  un artesano de pelo blanco...
gafas gruesas...mandil de cuero...
y herramientas hechas
para dar vida a la madera...

También llegué a
pensar...que bien podía
haber sido Gepeto el
padre de Pinocho...quien
lo hubiera concebido
por estar muy diestro
en eso de dar aliento a algo que no respira...

Este reloj funcionaba
con los contrapesos de dos
piñas de plomo pintadas
de un verde selva...y colgadas
de unas finas cadenas...
que cada día había que
subir con delicadeza para
no estropear las poleas...

Y lo más gracioso de todo...
es que este ave silvestre...
no era tímido...todo
lo contrario...cada sesenta
minutos...salía de su
refugio a una especie
de porche con un césped
no crecido...

Justo delante
de aquella casa
prefabricada y desde ahí...
con las agallas de
un gallo tempranero...
se ponía a cantar
con fuerza...cucú cucú...cucú cucú...
y de sopetón se retiraba
a sus aposentos a donde a nadie recibía...

Vivía en el misterio...
se recreaba en sorprendernos...
hora tras hora...día tras día...
y cuando menos te lo
esperabas aparecería
y nos daba la sensación
de estar en el juego del
escondite en el que él...
nos decía con su sonoro
gaznate...te he visto...
te he visto...te he visto...
y  desaparecía para
reírse hacia dentro...

Nunca voló...ni extendió sus
alas...planeó sobre
las ascuas de un hogar
unido...regalando un
sonido de entusiasmo
que acariciaba los ánimos
de una pareja y sus hijos...

Le tomamos mucho
cariño...él... nos enseñó que en
el transcurrir del tiempo
los que conviven
bajo el mismo techo
deben de quererse...respetarse y
valorarse...

Vio con mirada fija
el amor de mis padres...
y como tres niños
jugueteaban...peleaban
o saltaban como
cachorros que se
entrenan en el juego
de la vida...aprendiendo
poco a poco a ser adultos y con sentido...

Si Saturno...Dios
del tiempo...hubiera sabido
de él ...seguro que
se lo hubiera llevado
a su corte para desempeñar
las funciones de consejero
con renombre...

Se quedó en casa
disfrutando de lo lindo
de su pequeño apartamento
suspendido cerca de las
lámparas...al abrigo
de frío...viento y aguas...

Cuanto me alegró de que
este cuco...no haya nacido
en estas fechas...

Hubiera sido fabricado
en alguna gigantesca
cadena de montaje...
en una fabrica China...
donde los operarios
trabajan tanto que
no tienen tiempo ni siquiera
para sus necesidades más intimas...
hasta tal punto...
que se les pone el
cuerpo color dorado...
y para los que no lo sepan
de ahí vienen el nombre
que se le pone a esta raza...
amarilla...

Este pajarillo tuvo una
infancia feliz...
adolescencia sin penas...
madurez con optimismo
y una vejez con entereza...

Un buen día...no asomó su cabeza...
todos nos conmovimos...
con prisa lo llevamos
al médico de las horas...
relojero creo que se llama...

El diagnostico fue
muy explícito...
mi querida familia...
este pájaro a expiado
su último ciclo...

Sus tripas están desgastadas...
sus piñas agotadas
de subir y bajar...
sin pausa...su pico
ha dicho en voz
dulce y baja ...ya basta...

Había muerto nuestro
cuco...no volvió a decir ni pío...
marcando sus agujas
las seis de la tarde...

Su nido...era ya su nicho...
pero no sentimos
tristeza...él se entregó en
cuerpo y alma...
de metal y madera...contando
todos los segundos
sin perder ni uno...
ni siquiera en pascuas...
recordándonos siempre
que el tiempo pasa...y que éste
es demasiado valioso
para malgastarlo en 
discusiones o peleas...

En el fondo nos alegramos...
era muy querido...apreciado...
y ya era hora que
le canturreen las horas a él...

Le tocaba vivir...donde
el espacio no tiene
ni un antes ni un después...
en un paraíso donde el tictac
de un reloj de cuerda
no tiene razón de ser...

Se ha convertido en un
recuerdo indeleble...
entrañable en los repliegues
de nuestros corazones...

Le deseamos un nuevo
amanecer...con un despertar...
que no suene ni pite ni vibre...
y sobre todo...que no tuviera
que oír a algunos de sus
descendientes...
entonar las horas en Chino mandarín...

Él...era...de la vieja escuela!...
lo suyo era el canto...
con todas las cuerdas
de una garganta sabia!...

     
Enrique...recordando a un viejo amigo!...






5 comentarios:

  1. Maria de los Llanos Vela2 de octubre de 2012, 10:40

    Querido Enrique..Me emocina leer cada una de tus palabras..muestras tanto cariño...Cuando realmente se ama a toda la "naturaleza"..las cosas tan insignificantes que les pueden resultar a otras personas..para nosotros..los que amamos..esas pequeñas "cosas" llegan a formar parte de nosotros..y de nuestra vida... de nuestras enseñanzas..y de nuestros corazones.. Un abrazo enorme de corazón..

    ResponderEliminar
  2. Preciosa historia,magistralmente contada,muy emotiva,me encanta,sin palabras...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Le da vida a ese cuco, al igual que hacía su madre...una vez me quiso regalar un pajarillo
    y le gustaba ver como insistía y me emocionaba el que me lo trajese para poder verlo....al final cuando lo trajo resultó
    ser un pajarillo de tela, "sin vida", madre mía como se reía la "mami" al ver mi cara...luego comprendí que era el mejor pájaro que había....al final pajarillo y mami se fueron juntos.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Un abrazo de cariño para ti...querida Gisela!...querida Amiga!...

      Eliminar