miércoles, 1 de marzo de 2017

Reflexiones: Lo mucho que...


Lo mucho que...
Hambrienta enamorada de su sumisa presa...
la vida devora...
Solo; las doradas alas del amor tienen poder para llenar su vacío...
Los ojos del amor;
miran más allá de las estrellas...
de la noche...de la muerte...
Los pies del amor: en tierra...arenas o hierba; desnudos...andan los mundos más difíciles...
¿Cual es la esperanza;
si todo nace de las profundidades...
para la muerte viven?...
Intuir; sus actos secretos...su fuego íntimo...
la voz cósmica de Dios.
Descifrar las máscaras mutables de la Verdad...
Pozos de amarguras...de acorazados poderes...desdeñan...
dañan y dañan...
Bajo sus yugos; sufrimiento...
En mirada más allá de lo visto...
modelar pensamientos de mundos ideales...en lo invisiblemente divino de nuestro Ser...
Yergue la certidumbre...disipe el encantamiento del lamento...
Mas todavía perduran las ganas de suelo trascendente...
Cuando el amor irrumpe repentinamente...en pasión se percibe elementos más sublimes...
Arrebato celestial; amor para que yazca desvestido...y rompa los dos egos que de una misma cuerda tiran...
dos mentes divididas por sus discordantes pensamientos;
encuentren por fin; sus espíritus conexos...
Acallado el desaliento;
almas de elevado vuelo...saboreen la miel de las lagrimas;
 recobren una nueva dulce faz...
La esperanza canta a la esperanza un deslumbrante coro inmortal...
Que el amor...y su sutil y maravillosa magia...al corazón no oscilando con ancla alguna...en un mar de silenciosa calma...al amante y amada...
el reposo del gozo!... 
Enrique...

No hay comentarios:

Publicar un comentario