viernes, 13 de junio de 2014

Reflexiones: El orden...



El orden...

Apresuradamente vivimos
sin tiempo para detalles...

Perderlos...
es un lujo…
quizás haya que evitarlos...

En las pequeñas cosas...
nos damos cuenta de grandes misterios...

Como por ejemplo:
¿donde hemos dejado las llaves?…
jajajaja!!!...

Hay gente para todo...

para vivir en caos…


otros...
sin poder relajar

si todo no está en su justo lugar…


Extremos...
aprendidos...
inculcados...
o…
ya traídos de vidas pasadas...

En este mundo...
lo relativo se manifiesta...
las costumbres…
la educación...
el copiar lo que los demás consideran o hacen...

Cada cual...
en su necesidad de expresarse...
de vivir en el ambiente que más le complace...

Lar órdenes militares...
religiosas...
iniciáticas...
necesitan de unas coordenadas
para desarrollarse en sus potenciales...

En lo artístico:
lo bohemio...extravagante...
excéntrico...

La creatividad...
precisa...
salvo excepciones...
de ciertas rupturas con lo convencional...
mundano...

Hay flores...
nacidas en invernaderos...
alineadas en envases idénticos...

Otras...
en campos abiertos
allí donde dios...
el viento las llevara
en su aliento...

¿Cómo saber las medidas exactas...
de lo infinitamente diverso...

¿Quizás?...
en mi humilde opinión...
ser conscientes de los pequeños
detalles que nos hablan...
si de la razón nos apartamos…

La imagen…
que he puesto al principio de este texto
es el despacho de
Albert Einstein...
en el día de su muerte...

Fijémonos...
en cómo estaban en sus apuntes...
y papeles...

Algunas veces el caos...
trae genios de carne y hueso...
para bien de una humanidad…
en demanda de potentes celebros...

¿Quién juzga?...
¿Quién puede?...
¿Quién se atreve?...

La imaginación
al servicio de la inteligencia...
en manos del corazón...
visión de lo impensable...

Por cierto...
por si no lo sabes...
los ojos azules de este ser tan especial...
fueron cortados en laminas
y guardadas como tesoros...

por quien fuera su oftalmólogo…


Dicen los sabios
de todos los tiempos...
que el mundo está regido por leyes perfectas...

Dios...
como quieran llamarlo...
como decía;
Albert Einstein...
no juega a los dados...

En sus descubrimientos...
afirmó que el azar es inexistente...
todo tiene
¿un por qué?...

Si no encontramos las llaves...
por prudencia evitemos lamentarnos...

Con cariño y respeto...


Enrique...



No hay comentarios:

Publicar un comentario